Manos hábiles en función de la vida

Un reportaje para homenajear a todas las enfermeras y enfermeras de Cuba y otras partes del mundo porque hoy 12 de mayo se celebra le Día Internacional de la Enfermería.

La actividad no se detiene en el Hospital Pediátrico Docente Eliseo Noel Camaño de la provincia de Matanzas. Médicos y profesionales de la enfermería se esmeran en la atención a los pacientes. Sobre todo estos últimos, sobre quienes descansa una gran responsabilidad al aplicar los tratamientos.

Para muchos, trabajar en este centro de asistencia directa a los pequeños es como la misma vida y más si los años de servicio sobrepasan los 40. La clave: amor, dedicación y  profesionalidad.

Así lo afirma Silvia Alonso, con 44 años de experiencia en el sector. “Las enfermeras tienen que asociarse a los problemas de sus pacientes y sus necesidades para ganárselos, sino el trabajo no se ve.”

Por su parte Noemy Campos, quien es fundadora del centro y con una vasta carrera profesional, agrega que la enfermera pediátrica tiene que tener mucha sicología y paciencia para atender a los pequeños. “Para ello hay que tener convicción y nacer con ese don, saber que son niños y cual es la mejor manera de atenderlos.”

Otra enfermera que destaca dentro del colectivo del hospital matancero es María Carmen Robaina. Su mayor satisfacción es continuar en el mismo puesto de trabajo 40 años después. “Cuando uno escoge esta profesión es porque le gusta. El mayor reto es el día a día. Pro ejemplo cuando vemos a un niño que está grave y luego se salva, debido a nuestro trabajo esa es una gran alegría. La familia te lo agradece mucho y el paciente también.”

La formación docente resulta esencial. Ello garantiza, en buena medida, un correcto desempeño, una vez graduados.

Noemy Campos quien también se desempeña como metodóloga de la especialidad en el centro asistencial matancero, agrega que la docencia garantiza la correcta formación del futuro enfermero. “Esta comienza desde un técnico básico hasta  la licenciatura y puede terminar sus estudios como especialista. Además puede hacer su maestría y el doctorado en enfermería.”

En el centro laboran más de 160 enfermeros, mayoritariamente mujeres, repartidos en las diferentes categorías y aunque la cifra no satisface las exigencias de las salas, no hay un rinconcito al que no lleguen sus manos hábiles.

Los infantes agradecen los cuidados del personal de enfermería y eso también los reconforta como profesionales. Ninguna recompensa es mayor que la sonrisa de un niño y sus familiares, cuando rebasan el instante de la gravedad y retornan  felices a la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s