Tatuajes para lucir

IMG_0023

Tatuarse la piel es una práctica antiquísima, sólo que la manera de hacerlo ha evolucionado con el tiempo. Por eso hoy trasciende y gana cada día seguidores de todas las edades.
Ciertamente, hoy los tatuajes acaparan el interés de muchos. ¿Los motivos? Bien diversos. Desde estar a la moda, imitar algún amigo o simplemente desafiar el criterio de los padres y aparentar absoluta libertad en las decisiones.
Los tatuajes suelen asociarse, en ocasiones, sólo con la marginalidad. Sin embargo, nada más lejano de la realidad. Y es que esta práctica no entiende de distinciones en cuanto a estratos sociales. Lo mismo podemos ver a un estudiante, un profesional o un obrero que exhiben sus tatuajes sin ningún miramiento. La época de esas distinciones quedó atrás hace mucho.


Esta tendencia contempla un amplio mundo de formas y colores que impresiona incluso a sus detractores. Pequeños, grandes, visibles u ocultos reflejan dibujos, letras, símbolos, imágenes de animales o reproducciones pictóricas. Sin dudas, una amplia gama para satisfacer los gustos más diversos. Por eso algunos lo consideran un arte.
Los tatuajes seducen de tal manera que llegan a convertirse en una especie de obsesión. De ahí que muchos muestren su cuerpo completamente marcado, sin el más mínimo espacio en blanco. Verdaderos periódicos, como dirían los más viejos.
Para los que no lo saben, el hecho de querer exhibir la piel tatuada también implica riesgos. De no tomarse las medidas adecuadas, las consecuencias podrían ser fatales para la salud. Y pensar que cada vez desde más temprano, los jóvenes acuden a estas prácticas.
Además, hay que pensar que es una decisión para toda la vida. Sí porque esa imagen siempre va a estar en nuestro cuerpo. Por eso debemos pensar bien las cosas antes de hacerlas y consultar siempre con la familia. Eso para no caer en lo que algunos hacen: tatuarse a escondidas, sin siquiera saber bien lo de que se trata, sólo por seguir un loco impulso.
Más allá de la moda o la tradición, los tatuajes forman parte ya de la cotidianidad del cubano, sin importar edad, sexo o raza. Se trata de una práctica enraizada y con muchos seguidores. Ante esta verdad de Perogrullo, sólo resta estar alertas, no abusar de su práctica y velar por las más elementales normas de salud que hagan que al pasar de los años, riamos o lloremos al recordar ese tatuaje que nos marcó para siempre.

Anuncios

Un comentario en “Tatuajes para lucir

  1. Yo tengo tatuajes q no son visibles xq puedo esconderlos bajo la ropa, algo q me molesta mucho xq tener un dibujo en la piel no me hace una mala persona… pero el tema de discriminacion laboral no es solo con los tatuajes… Realmente indigna el perfil q buscan las empresas y se merecerian ser denunciadas, el perfil buscado es: hombre, menor de 25 años, recibido o con finales pendientes, sin hijos, que viva cerca de la empresa, con movilidad propia, con 5 años de experiencia en las tareas y en el rubro de la empresa, que no esté estudiando actualmente, y bla bla bla… si lo pensamos, esto tambien es una forma de discriminacion! Discriminan a las mujeres, a las personas con hijos, a los estudiantes, a las personas mayores de 40 años… pero estos casos no se denuncian… ojala hubiera gente q tambien pensara en estos sectores sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s