Genética Médica en Matanzas en función de la vida

Los servicios de genética médica en la provincia de Matanzas benefician  cada año a cientos de embarazadas, al prevenir y detectar a tiempo cualquier trastorno antes y durante la gestación para llevar a feliz término el nacimiento de los pequeños.
Sentir el corazón del bebé por primera vez puede ser de las emociones más fuertes y conmovedoras que experimenta una madre. Y más si lo hace con la seguridad de que todo está bien. Así se sienten la mayoría de los pacientes que a diario acuden a las consultas del programa de Diagnóstico, Manejo y Prevención de Enfermedades Hereditarias y Defectos Congénitos en la provincia de Matanzas.

El MCs. Juan Carlos Perdomo Arrien, Jefe del Grupo Provincial de la Especialidad, asegura que el trabajo sistemático ha sido clave para la prevención de numerosos trastornos congénitos durante la gestación y también en la orientación oportuna a parejas que con anterioridad presentaron algún tipo de problema de este tipo.

Con más de 25 años de experiencia, el colectivo matancero atiende remisiones de los diferentes municipios y brinda asistencia de segundo nivel no solo a las gestantes, sino también a los niños y  a las parejas con antecedentes de alguna falla reproductiva o infertilidad.

Lisdana Ferrer Díaz, Daymi Hernández o Yendri Moreno son solo algunas de las pacientes que con regularidad acuden a la institución matancera en busca de ayuda médica especializada. Ellas, por problemas diferentes, son atendidas rigurosamente por un equipo médico y se sienten complacidas con los resultados.

Estos servicios médicos están organizados en una red que abarca desde las áreas de salud hasta los servicios municipales y centros provinciales. El equipo de trabajo lo componen especialistas en genética clínica y Medicina General Integral, Licenciadas en enfermería y otros facultativos afines.

Entre las proyecciones se encuentra  reforzar el trabajo durante la etapa preconcepcional para modificar los factores de riesgo y evitar  los defectos congénitos en el embarazo, la prematuridad y otras condiciones que afectan la morbilidad.  Los riesgos están asociados en lo fundamental al bajo peso materno, la nutrición deficiente, el embarazo en la adolescencia, las enfermedades crónicas y de transmisión sexual, la edad avanzada y las ocupaciones laborales.  En este sentido, la autorresponsabilidad  es esencial desde el momento en que la pareja decide tener un hijo.

La atención eficaz para detectar a tiempo cualquier anomalía antes y durante la gestación garantiza una espera tranquila a familiares y personal médico hasta la llegada de un bebé saludable y deseado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s