Modas y modos

modas y modosLa moda es como la vida misma, va y viene, en dependencia de los gustos e inclinaciones de quienes se encargan de construirla. Muchos son sus seguidores pero también tiene críticos. Por eso te propongo hoy conversar sobre este tema tan polémico.

La moda contagia a todos pero los jóvenes son los principales consumidores. Casi siempre a partir de los patrones importados por la televisión y otros medios audiovisuales los cuales mueven las agujas en este tema. Y no siempre para bien.

No se trata simplemente de una cuestión de moda sino de modos. Muchas veces en la prueba de lucir lo último, las personas usan cualquier prenda. No piensan si les queda bien o las favorece según su edad, estatura, peso o sexo. Para los adictos a la moda, lo importante es usarla y ya está. En ocasiones, de la peor manera.

Y es que en el intento de seguir las modas se ha perdido el sentido de esta corriente, siempre en función de la belleza, actualidad y juventud. Hoy en día, la selección de las prendas nada tiene que ver con la ocasión o el lugar, como es lo correcto. Lo mismo vemos a una muchacha con tacones y short en un restaurant que un muchacho en short y camiseta en el teatro.

Se puede estar a la moda y lucir bien. De lo que se trata es de saber elegir la prenda adecuada para cada momento. Y no solo me refiero a la ropa sino también a los zapatos, el peinado y el resto de los accesorios que conforman la imagen de los jóvenes.

La mayoría de las veces, estar a la moda implica una alta carga económica para las familias quienes no siempre pueden sustentar los caprichitos de los hijos. A ellos solo les importa lucir bien, estar con lo último y encajar en el grupo de amigos. Situación bien difícil para algunos padres que por mucho querer no podrán complacer a sus hijos.

De este mal no escapan ni hombres ni mujeres. Todos caen en la trampa de la moda que más que nada genera un consumo desmedido. Si nos ponemos a pensar, vemos que las modas van reciclando y vuelven a activar modelos y estilos, con modificaciones y algunos nuevos atributos pero en esencia la misma línea, de años anteriores. Lo importante es vender.

La moda es algo así como una especie de eterno cachumbambé que nunca se detiene. Por eso, seguir su rastro es casi imposible. Tratemos entonces de ser nosotros mismos, adaptar la moda a nuestros gustos y sobre todo sentirnos cómodos y complacidos con aquello que usamos. Eso debe ser lo primero para poder entonces luego hablar de moda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s