Tiempo de abrazos

abrazosCuando sientas que las fuerzas te abandonan, cuando la tristeza sea muy grande y nada te consuele, entonces, es tiempo de abrazos. Precisamente, sobre el tema estaremos dialogando hoy

Muchos no conocen el significado real de un abrazo y cuánto puede aportar desde el punto de vista físico y emocional. Abre las puertas  a las sensaciones de bienestar, retrasa el envejecimiento y reduce el apetito y preserva en condición física los músculos de los brazos y los hombros.

Por eso no le podemos temer a dar o recibir un abrazo. Según indican varias publicaciones, los seres humanos necesitamos cuatro abrazos al día para subsistir. Pudiera parecer una exageración pero no lo es. La piel es el órgano más grande que tenemos y abrumarlo con cariño mediante el contacto físico de los abrazos resulta una necesidad.

No se trata tampoco de igualar la marca de Jeff Ondash, el hombre que en el 2010 ingresó al libro Récords Guinness  por dar  7 mil 777 abrazos en 24 horas. Simplemente debemos aceptar este gesto cuando haya oportunidad y darlo, sin miramientos.

Esta demostración no debería de ser problema; sin embargo, para algunas personas es algo tremendamente difícil de aceptar, incluso si la muestra de afecto proviene de alguien de su entera confianza. Otros en cambio, esperan la menor provocación para disfrutar de la satisfacción que provoca compartir abrazos.

Lo mejor de todo es que no se necesita un ambiente en particular pues todos sitios son buenos dar un abrazo a alguien querido. No pierdas tiempo y muestra tu cariño, comprensión, afecto y amor con un simple estrechón. Además, los abrazos nos ofrecen la posibilidad de ser más sociales.

Luego de toda esta información podremos entender un poco mejor la importancia de dar y recibir un abrazo sincero. Aparta un tiempo cada día y dedícale veinte segundos a este ejercicio. Puede ser lo primero que hagas al levantarte o lo último antes de dormir. Abraza a un amigo, un familiar, a tu mascota, o a ti mismo por veinte segundos. Puede que no parezca mucho tiempo, pero en realidad produce mucho bien.

Anuncios

2 comentarios en “Tiempo de abrazos

  1. Cierto, y el abrazo tiene, entre tantísimo, un signo de pertenencia, como si aquello a lo que nos sujetáramos, aquello que sujetáramos, o lo que nos sujeta fuera de pronto un poquito nuestro, aunque poco, muy muy poco nos pertenece…

    “Sin un temblor de más,
    me abrazo a tus ausencias
    que asisten y me asisten
    con mi rostro de vos.”
    Benedetti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s