Malditos celos

Hay quien dice que los celos son sinónimo de amor. Sin embargo, es una afirmación un tanto cuestionable, si se tiene en cuenta sus consecuencias para las parejas. Sobre el tema estaremos dialogando en los minutos que siguen.

hombre-demasiado-celoso-6Los celos son una respuesta emocional compleja y perturbadora, que surge cuando una persona percibe una amenaza hacia algo que considera como propio. Es una de las actitudes más antiguas en la historia de la especie humana y según los especialistas, el 100% de los humanos los han sentido al menos una vez.

Para muchos jóvenes sentir celos por su pareja es algo normal. Lo asumen como un mecanismo de defensa para cuidar lo suyo y evitar los engaños. Sin embargo, muchas veces logran el efecto contrario, y tienen el poder de destruir la más bella de las relaciones.

Muchos rechazan los celos y los consideran fuera de lugar entre dos personas que se quieren. Y es que cuando existe confianza, respeto y amor, sobran. Nada peor que ver fantasmas donde no los hay.

El celoso se caracteriza por desconfiar de todo y de todos. Siempre pueden existir dudas y miedos, pero cuando no se tiene control sobre las reacciones, pueden pasar, de ser una simpática muestra de afecto, a un estado de locura que termine en agresividad.

Los celos casi siempre se vinculan a las relaciones de pareja, pero también se perciben en la esfera profesional y dentro de la propia familia. ¿Quién no ha sentido, alguna que otra vez, celos del éxito ajeno, del cariño de un amigo hacia otro o simplemente de la preferencia de los padres hacia otro hermano? Claro, estas posiciones muchas veces rozan con el egoísmo.

Ser celoso nada tiene que ver con el sexo ni la edad. Hay quienes piensan que es una actitud más común entre los varones, pero tanto hombres como mujeres, jóvenes o adultos, lo experimentan alguna vez.

Aunque el amor y los celos están conectados, es posible prescindir de estos últimos para convivir en armonía, pues las relaciones se construyen sobre la base del respeto y la confianza. Recuerda: los celos, lejos de consolidar una unión, pueden convertirse en el más terrible enemigo del amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s