Jóvenes policías

policia

Jóvenes preparados y con disposición para defender la patria resultan necesarios en estos tiempos. Por eso, la profesión de policía requiere del concurso de muchachas y muchachos que mediante sus cualidades puedan defender la tranquilidad ciudadana y trasmitir valores. Sobre el tema estaremos dialogando en las líneas que siguen.

Ser policía no parece estar entre las primeras opciones de los jóvenes que hoy buscan superación o empleo. ¿Por qué sucede así? En esta decisión pudieran pesar múltiples factores que van desde la opinión de la familia y la remuneración económica hasta la responsabilidad o el temor a ser rechazado por los amigos.

Sin embargo, más allá de los detractores, esta profesión atrapa la atención de algunos. Y no se trata de algo improvisado. Quienes se inclinan por esta rama deben reunir diferentes requisitos y estudiar para luego trabajar en el terreno.

Los jóvenes entre 18 y 35 años de edad y que hayan alcanzado como mínimo el 12 grado pueden optar por el Curso Básico de Formación Policial el Curso Medio Superior Integral de Policía, con una duración máxima de 18 meses en el Centro Provincial del Minint. Un requisito obligatorio, en el caso de los varones, es haber pasado el Servicio Militar Activo, certificado por el Comité Militar de su municipio mediante el ANEXO I.

Una vez concluida la preparación docente, los jóvenes se pueden desempeñar como agentes del orden público en una demarcación determinad, como agente en la especialidad canina, motorizado o de video protección. También pueden fungir como jefe o chofer de carro patrulla. Desde estos cargos los jóvenes tienen la responsabilidad de contribuir a la tranquilidad de los barrios.

Hay que aclarar   que a estos cursos pueden ingresar tanto las muchachas como los muchachos. Además, al terminar los cursos tienen la posibilidad de continuar la superación escolar y técnica hasta alcanzar la licenciatura en Derecho u otras carreras afines. En correspondencia con los resultados de trabajo y la superación personas, pueden ser promovidos a cargos de mayor responsabilidad.

Los jóvenes policías tienen en sus manos la responsabilidad de velar por la tranquilidad, preservar el orden y evitar las indisciplinas. Para eso, reciben la preparación académica que luego se complementa con su accionar diario. Ellos pueden y deben ser ejemplo para otros jóvenes que quizás no han encontrado su vocación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s