¿Se acabaron las vacaciones?

cuba-playas-del-este-guanabo-beach

Se acerca el fin del verano y con él la etapa de vacaciones, descanso y fiesta que tanto nos gusta a todos. Atrás deberán quedar las madrugadas sin dormir, el baile y las reuniones de amigos y todo lo que implique diversión sin límites. Es tiempo de prepararse para comenzar la escuela, las clases y toda la parte más seria de la vida adolescente. 

Si hacemos un recuento de todo lo vivido en julio y agosto podemos sacar un balance positivo. Sobre todo por la buena energía acumulada, las salidas con los amigos, la fiesta, la música, el baile y hasta unos traguitos de más. Ciertamente es una etapa necesaria para todos. Podemos relajarnos y desconectar del estrés de las pruebas y todo lo que tenga que ver con las obligaciones de la escuela.

Todo lo que comienza acaba y eso no excluye a las vacaciones. Lógicamente quisiéramos que fueran eternas, pero es tiempo de prepararse para dar continuidad a lo que dejamos o empezar otras. Algunos comienzan una nueva enseñanza con todos los cambios que eso conlleva.

Para otros sencillamente termina el ciclo de estudios para dar paso a una etapa de mayor responsabilidad que es trabajar.  Estos también son momentos importantes para todos y que requieren de responsabilidad y compromiso para salir adelante con éxito.

Para la mayoría de los jóvenes septiembre es mes de reencuentros.  Después de dos meses de intensas jornadas nada mejor que volver a ver a los amigos del aula o a un maestro muy cercano. Es verdad. Llega un momento en que estamos locos por comenzar las clases otra vez y volver a nuestra rutina. Y luego queremos que acabe y lleguen las vacaciones de nuevo. Una especie de ciclo sin fin.

8236685_xxl

Los preparativos no se hacen esperar en esta etapa. Todos se ponen las pilas para arreglar los uniformes, comprar libretas, lápices y hasta arreglarse el pelo o las uñas. Muchachas y muchachos quieren lucir sus mejores galas, impresionar algún amor imposible o cautivar las miradas de los nuevos. Por eso aseguran todo cuanto les puede hacer falta para garantizar el éxito del primer día de clases y para ello se valen también de la ayuda de mamá y papá.

Vivir a plenitud los últimos días de vacaciones es el mejor consejo. Eso nos permite recoger buenas energías. Aprovecha para dar un paseo, ir a la playa o despedirte con una gran fiesta. Eso nos va a llenar de buenas vibras para enfrentar todo lo que nos viene encima con el inicio de las clases y las rutinas de la escuela y la casa.

Casi se acabaron las vacaciones. Así que te recomiendo guardar en el escaparate la ropa de fiesta, los tacones altos, la música y hasta las trusas.  Saca los uniformes, los libros y mochilas. Ordena tus ideas y prepárate para estudiar, levantarte temprano y hacer las tareas. Así podrás enfocarte en alcanzar tus metas a largo plazo para formarte como una persona de bien y seguir disfrutando cuando llegue la etapa de vacaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s