Matanzas por dentro

Matanzas es una ciudad de ríos y puentes. Situada a unos 90 kiómetros al este de la capital de; paí., cuenta con un importante puerto, que incluye la base de supertanqueros y almacenes de azúcar a granel.

En el territorio radican importantes industrias vinculadas a los derivados del petróleo, fertilizantes, sogas, pieles, textiles y productos metalúrgicos. Incluye la termoeléctrica Antonio Guiteras, la mayor del país, e igualmente importantes rubros pertenecientes a las industrias ligera y alimentaria.

Por ser capital provincial reúne a diversos centros hospitalarios, entre ellos el materno-infantil, pediático y de salud mental, e igualmente en la educación agrupa los centros superiores, tales como la Universidad, la Facultad de Ciencias Médicas y el Instituto Superior Pedagógico, entre otros.

Desde el XIX ostenta también el sobrenombre de Atenas de Cuba, avalado por el auge de las letras, y en el campo de la cultura se acredita poetas de tan alta talla como Bonifacio Byrne, José Jacinto Milanés, Gabriel de la Concepción Valdés “Plácido”, Agustín Acosta y Carilda Oliver Labra.

Cuenta además con una trayectoria teatral consolidada, y en la música sobresalen José White, Miguel Faílde, creador del danzón, considerado el baile nacional cubano, y Aniceto Díaz, autor del danzonete. Las artes plásticas se enriquecen cada día, y entre sus exponentes sobresale Manuel Hernández, caricaturista galardonado en diversos eventos internacionales y ceramista y pintor de amplia difusión mundial.

Su fundación se remonta al año 1693, con el asentamiento de colonos españoles procedentes de Islas Canarias. Su naturaleza se considera privilegiada, al contar con el Valle de Yumurí, una bella bahía, la Cueva de Bellamar y los ríos Canímar, San Juan y Yumurí, por los que ha recibido el sobrenombre de la Ciudad de los Puentes.
En 1874 se celebró aquí en el estadio Palmar de Junco, hoy Monumento Nacional, el primer juego de béisbol cubano, y en 1956 fue asaltado el cuartel Domingo Goicuría, de la tiranía batistiana, hoy centro escolar.

Anuncios

5 comentarios en “Matanzas por dentro

    1. Me imagino que la nostalgia deba ser grande. Es lógico extrañar. Quién no lo harías. Pero al menos tienes para recordar cosas lindas y eso es lo más importante. Ojalá esta pueda ser una pequeña ventana para que veas algo de tu ciudad. Gracias por visitar mi blog.

  1. Mis bisabuelos maternos son de Matanzas y emigraron entre 1910 y 1920 a Yucatán, México. Como me gustaría conocer el lugar que vió nacer a mis antepasados y más aún acercarme a mis raíces. Gracias por compartir de este lugar que debe ser maravilloso.

    1. Gracias Ernesto por tu comentario. Realmente hay muchos casos como el de tu familia, lo importante es regresar siempre a las raices. Así que cuando puedas date una vuelta para que conozcas a esta linda ciudad que casualmente estará cumpliendo 320 años.Sigue visitando el blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s