Fanáticas del deporte

1458672743_275397_1458673324_noticia_normalEl deporte en Cuba es prácticamente una asignatura obligatoria. No solo por la pelota como pasatiempo nacional sino por tantas disciplinas que van desde el fútbol, boxeo y atletismo hasta voly, pesas o ciclismo. Y en este mundo de aficiones las muchachas han ido ganando terreno.

En los últimos años ha aumentado  la inclinación de las muchachas por los deportes. El fútbol y la pelota sobresalen entre los más cercanos a su gusto, no solo para disfrutarlos por la pequeña pantalla sino para vibrar de emoción en las gradas de los estadios. El asunto se ha convertido en una verdadera fiebre deportiva. Lo mismo las ves vistiendo camisetas y gorras de sus equipos favoritos que luciendo iniciativas muy coloridas  y pelucas, rostros, banderas y autos pintados con los colores de las selecciones o deportistas más populares.

Sin embargo, el hecho de identificar el universo deportivo como un asunto meramente masculino, no es una cuestión totalmente superada. En pleno siglo XXI todavía algunos creen que el deporte es “una cosa de hombres” o que las muchachas solo se interesan por este mundo para disfrutar de los cuerpos atléticos de los protagonistas del evento de turno.

Es cierto que el número de muchachas seguidoras de disímiles disciplinas deportivas no siempre se corresponde con un interés real por el acontecimiento en sí, pero eso no quita que en su mayoría se muestren conocedoras de los temas deportivos y hasta se puede entablar una pacífica o acalorada discusión si de aficionados se trata. Y es que ser parte de un ritual deportivo va más allá de una cuestión de género. Más bien tiene que ver con el hecho de seguir al grupo de amistades o por la influencia de los medios de comunicación. Ah y en muchos casos por esos sentimientos de cubanía que afloran al ver a uno de los nuestros defender los colores de la bandera en el terreno.

Las mujeres pueden ser excelentes espectadoras o fanáticas del deporte. Ellas se han convertido, con el tiempo, en asiduas conversadoras sobre fútbol, pelota e incluso boxeo. A esto se suma sus conocimientos como profesionales en los medios de comunicación al comentar o analizar jugadas, partidos, temporadas o jugadores. Cada día son más las muchachas que marcan un gol o dan jonrón con las bases llenas. Y todo por amor al deporte. Así que nada de machismos y censuras contra las mujeres. Ellas pueden y deben hablar, disfrutar, rivalizar y fanatizar si de deportes se trata.

Anuncios

Si de pelota se trata: Matanzas con sus Cocodrilos

Acaba de finalizar un tremendo partidazo de pelota en el estadio Victoria de Girón, de la ciudad de Matanzas.  Los Cocodrilos, como se denomina a los jugadores de Matanzas, vencieron 4 a 3 al equipo de Sancti Spiritus y lograron así clasificar a la semifinal de la Serie Nacional de la pelota cubana. Una verdadera hazaña luego de 20 años sin poder estar presente en estas lides.

Ciertamente se respira un aire de victoria en cada calle. Carros que van y vienen agitando banderas, personas dando voces de alegría y claxones enfurecidos. Inmensamente grande el equipo de Matanzas. Un partido para respetar y que puso las emociones a flor de piel cuando en el octavo inning y ganando, el equipo rival acortó la distancia y puso el juego a una carrera del empate.

No obstante, los ánimos no se doblegaron y el pitcher relevista Yoel Suárez, luego de una excelente actuación de Jorge Alberto Martínez en el montículo, sacó los out que le devolvieron la alegría a todo el pueblo y principalmente a los peloteros matanceros.

El mentor Víctor Mesa, fue alzado por el público en el terreno en muestra de agradecimiento y simpatía. Él es uno de los hacedores de esta alegría que hoy disfruta Matanzas tras tanto tiempo de penas en el deporte nacional. Sus estrategias, a veces un poco descabelladas para algunos, han puesto a los Cocodrilos en la etapa final de esta Serie 51 de la pelota y le han devuelto a la afición la esperanza, la pasión y sobretodo la confianza en la victoria.

No importa lo difícil que pueda ser el camino de ahora en adelante. Lo cierto es que ya Matanzas hace historia y de qué manera: demostrando garra en el terreno aún cuando debe seguir mejorando su juego, batear más y evitar los errores en la defensa. Ahora se verá las caras ante Industriales, todo un mito de la pelota. Pero como dicen aquí, será el terreno quien diga la última palabra pues de sorpresas está hecho el camino. Si lo sabrán los Cocodrilos!!!!