Sueños por cumplir

sueñosLos sueños inspiran, seducen, echan a  volar la imaginación y sobre todo, nos ayudan a plantearnos metas en la vida. Más cuando somos jóvenes. Todos hemos tenido alguna vez sueños, algunos posibles y otros más improbables. Sin embargo, siempre nos seduce la idea de poder alcanzarlos, sin importar obstáculos y dificultades aunque en ello nos vaya la vida.

ara algunos, estas pretensiones radican en metas escolares o profesionales: terminar determinado nivel, obtener la carrera deseada o simplemente trabajar en el lugar ideal.

Para otros se tiñen de cuestiones más banales e intrascendentes como conocer a tal o más cual artista, presenciar un partido de fútbol o pelota, vestirse según algún icono de la farándula o simplemente tener la computadora o el teléfono de moda. De todo podemos encontrar si de sueños se trata.

Los amigos, la familia y el círculo de relaciones que rodean a cada joven influyen de una manera particular en su forma de pensar median cada uno de sus anhelos. De ahí que sea tan importante saber con quién andamos para saber hacia dónde vamos.

Aunque algunas veces soñamos con imposibles, no debemos desistir en nuestro empeño. La perseverancia denota interés y en algunas ocasiones da resultados. Claro, esto de obtener lo que queremos no debe convertirse en una obsesión pues entonces estaríamos en un verdadero problema.Ciertamente hacen falta motores que muevan la vida y que nos ayuden a ser mejores personas y a superarnos. Y eso son precisamente los sueños, pequeños duendes que habitan en nuestra mente y nos hablan de cómo alcanzar metas.

Anuncios

Tormentos del corazón

corazón1¿Quien no ha tenido alguna vez amores lejanos, imposibles o simplemente prohibidos? Sobre estos tormentos del corazón y las circunstancias que muchas veces los rodean estaremos reflexionando en las líneas que siguen.

Lidiar con el dolor de ver a alguien que queremos y no poder estar a su lado es algo que ocurre en ocasiones. ¿Por qué sucede esto? Las causas suelen ser diversas y van desde indecisión y miedo a no ser aceptado hasta la total imposibilidad de concretar la relación.

Incluso, muchas veces estos tormentos del corazón se convierten en algo normal y la asumimos como parte de nuestra vida. Aprendemos a vivir con esas carencias emocionales y nos refugiamos en los brazos equivocados. Es por eso que encontramos a personas que tienen pareja y son infelices con ella, pero no se atreven a terminar la relación por miedo a la soledad o por el qué dirán.

(más…)

Tiempo de abrazos

abrazosCuando sientas que las fuerzas te abandonan, cuando la tristeza sea muy grande y nada te consuele, entonces, es tiempo de abrazos. Precisamente, sobre el tema estaremos dialogando hoy

Muchos no conocen el significado real de un abrazo y cuánto puede aportar desde el punto de vista físico y emocional. Abre las puertas  a las sensaciones de bienestar, retrasa el envejecimiento y reduce el apetito y preserva en condición física los músculos de los brazos y los hombros.

Por eso no le podemos temer a dar o recibir un abrazo. Según indican varias publicaciones, los seres humanos necesitamos cuatro abrazos al día para subsistir. Pudiera parecer una exageración pero no lo es. La piel es el órgano más grande que tenemos y abrumarlo con cariño mediante el contacto físico de los abrazos resulta una necesidad. (más…)

Nobles y pillos

solidaridad

En nuestro paso por la vida encontramos de todo un poco: personas nobles, esforzadas, ambiciosas y otras con un poco más de malicia. Sobre estos contrastes y la búsqueda de un punto medio estaremos hablando hoy.

Para muchos, la etapa de la adolescencia resulta en extremo contradictoria pues se perfilan muchísimos matices en la personalidad, sobre todo a la hora de tomar decisiones. No todos encuentran el mejor camino y se debaten entre posiciones sabias y otras más atrevidas.  

Los más moderados optan por un comportamiento acorde a las exigencias de su edad, pero sin transgredir las reglas básicas de educación y comunicación. A esos, muchos insisten en ponerles el cartelito de “nobles”  por su forma de proyectarse. ¡Cómo si fuera un delito ayudar a alguien a seguir el camino correcto o hacer una buena acción!

(más…)

La envidia, una mala compañía

¿Por qué él y no yo? La pregunta resuena en los oídos de muchos jóvenes, una y otra vez y las respuestas transitan por actitudes nada positivas. Y es que hoy en día, casi resulta normal, ese sentimiento que tanto daño puede causar: la envidia.

La palabra envidia se define como la sensación de admiración o deseo por tener algo que otro posee, también como el rencor o resentimiento al ver el éxito ajeno. En otras palabras significa “mirar con malos ojos”. Y eso nunca trae nada bueno.

(más…)